Buscar este blog

jueves, 24 de marzo de 2016

LA RELACIÓN DEL MITRAISMO CON EL CRISTIANISMO Y OTROS DIOSES, COMO SURGIÓ LA RELIGIÓN CRISTIANA Y LOS VINCULOS QUE AUN SIGUE TENIENDO A PESAR DE HABER SALIDO DE LA IGLESIA CATÓLICA.

LA RELACIÓN DEL MITRAISMO CON EL CRISTIANISMO Y OTROS DIOSES, COMO SURGIÓ LA RELIGIÓN CRISTIANA Y LOS VINCULOS QUE AUN SIGUE TENIENDO A PESAR DE HABER SALIDO DE LA IGLESIA CATÓLICA.

El DIOS MITRA ROMANO

Durante el Imperio romano, el culto a Mitra se desarrolló como una religión mistérica, y se organizaba en sociedades secretas, exclusivamente masculinas, de carácter esotérico e iniciático. Gozó de especial popularidad en ambientes militares. Obligaba a la honestidad, pureza y coraje entre sus adeptos.

Las excavaciones iniciadas en 1857 bajo la iglesia de San Clemente, en Roma, mostraron que estaba construida sobre una iglesia paleocristiana del siglo IV, y esta a su vez sobre un templo dedicado a Mitra. Por los hallazgos arqueológicos se sabe que es una religión de origen persa, adoptada por los romanos en el año 62 a. C.,

Principios del mitraísmo

La información existente sobre el mitraísmo (bastante fragmentaria) se refiere a su práctica durante el Bajo Imperio Romano. Era una religión mistérica, de tipo iniciático, basada en la transmisión oral y ritual de iniciado a iniciado, y no en un cuerpo de escrituras sagradas. Recoge las concepciones dualistas de origen mazdeísta (zervanismo). Como en todas las religiones mistéricas, los adeptos estaban obligados a mantener en secreto los rituales del culto. Por todo ello, la documentación escrita concerniente al mitraísmo es prácticamente inexistente.1
El estudio de esta religión se ha basado sobre todo en la iconografía que decoraba los mitreos.

Final del mitraísmo

A finales del siglo III se produjo un sincretismo entre la religión mitraica y ciertos cultos solares de procedencia oriental, que cristalizaron en la nueva religión del Sol Invictus. Dicha religión fue establecida como oficial en el Imperio en el año 274, por el emperador Aureliano, quien erigió en Roma un espléndido templo dedicado a la nueva divinidad, y creó un cuerpo estatal de sacerdotes para rendirle culto, cuyo máximo dirigente llevaba el título de pontifex solis invicti. Aureliano atribuyó a Sol Invictus o Sol Yemus" (en alusión al dios semita Yemo, cuyo culto se mezcló con el de Mitra en el siglo VII a. C. como consecuencia de unas guerras entre los nómades semitas del Urartú y los persas indoiranios) sus victorias en Oriente. Este sincretismo, sin embargo, no conllevó la desaparición del mitraísmo, que siguió existiendo como culto no oficial. Muchos de los senadores de la época profesaron al tiempo el mitraísmo y la religión del Sol Invictus.
Sin embargo, este período marcó el comienzo de la decadencia del mitraísmo, a causa de las pérdidas territoriales que el Imperio sufrió como consecuencia de las invasiones de pueblos bárbaros, y que afectaron a territorios fronterizos donde el culto estaba muy arraigado.


El cristianismo desplazó al mitraísmo durante el siglo IV, hasta convertirse en la única religión oficial del Imperio con Teodosio (379-395). Hubo algunos intentos de revitalizar el culto de Mitra por parte de Juliano el Apóstata (361-363) y del usurpador Eugenio (392-394), pero no tuvieron demasiado éxito. El mitraísmo quedó formalmente prohibido desde el año 391, aunque probablemente su práctica clandestina se mantuvo durante algunas décadas. supúestamente se dice que el mitraismo no fue mezclado con el cristianismo, pero hoy en dia podemos ver que esto es asi, segun repasaremos aqui

SIMILITUDES  DEL MITRAISMO CON EL CRISTIANISMO


El cristianismo (del latín christianismus, y este del griego χριστιανισμός)3 es una religión abrahámica monoteísta

el mito del sacrificio del toro (sacrificio simbólico durante el rito) a manos de Mitra tenía como finalidad la redención e inmortalidad de los adeptos. Sobre el sacrificio del toro (representando a Mitra) reposaba el equilibrio del mundo y la salvación de los hombres;
el banquete ritual de los fieles de Mitra tenía similitudes con la eucaristía cristiana. A veces probablemente se sacrificaban toros reales pero no se comía carne de toro, la bebida sagrada (según algunos era agua y según otros era vino) que representaba la sangre del toro eran la sustancia del toro místico y divino que era Mitra. Se consumía (simbolizada en la bebida sagrada) junto con la ofrenda del pan durante la cena o eucaristía mítrica. La sustancia del toro divino estaba en el pan de la cena de los iniciados tal como estará la sustancia de Cristo en el alimento de los bienaventurados;  mayormente esto se atribuye al ritual caolico que comen y beben la sangre y el cuerpo de cristo, por medio de la llamada La hostia (latín: hostia, y que significaba en la religión romana 'ser que se sacrifica en honor de los dioses')
la intención del rito era la misma: el Soldado se consagraba a Mitra, como el cristiano a Cristo;
el culto de Mitra conocía la semana con consagración de los siete días a las siete divinidades planetarias, santificaban el día del Sol, el domingo, como los cristianos, según ellos el día del señor, pero no es mas que un intento de ocultar el dar culto al sol ese día, la misma iglesia catolica lo confirma y así pasa para los protetantes cristianos a ser el mismo día.

el sacerdote era un iniciado del grado superior, un Padre;Los atributos del pater máximo nivel de iniciación en el mitraísmo eran el gorro frigio, la vara y el anillo, muy similares a la mitra, el báculo y el anillo de los obispos cristianos.
Mitra también bautizaba a sus creyentes y prometía la expiación de los pecados por el efecto del baño. Sólo en este culto se unía al bautismo la imposición de un signo en la frente, como en la Iglesia cristiana.
El día de natalicio del sol era celebrado por los mitraicos el 25 de diciembre.



Ciertamente, el cristianismo niceno o calcedonio no existía  en el siglo I de nuestra era. De hecho tampoco existían el catolicismo ni el protestantismo. Los primeros seguidores del mesías fueron judíos, y todos los libros del mal llamado nuevo testamento, (pacto renovado) fueron escritos por judíos, Ciertamente, los primerísimos seguidores del mesías no se consideraban a sí mismos como creadores de una nueva religión. Eran judíos llamados la secta de los nazarenos Los primeros creyentes en Yahoshea fueron judios conocida como los “Nazarenos” o en hebreo “Netzarím” El “padre de la iglesia” Jerónimo (siglo 4) describe a estos nazarenos como “los que aceptan al Mesías de tal manera que no cesan de observar la Torah.” el padre de la iglesia dice:

“Pero estos sectarios... no se llaman a sí mismo cristianos –sino “Nazarenos,”... Sin embargo son simplemente judíos completos. Usan no sólo el Nuevo T sino también el Antiguo T, como hacen los judíos... No tienen ideas diferentes, sino confiesan todo exactamente como lo proclama la Torah y a la manera judía –excepto por su creencia en el Mesías, si se quiere. Son diferentes de los judíos, y diferentes de los cristianos, solamente en lo que siguen. Están en desacuerdo con los judíos ortodoxo porque han venido a la fe del Mesías; pero como aún están dirigidos por la Torah –la circuncisión, el Shábbat, y el resto- no están de acuerdo con los cristianos... no son nada más que judíos... Tiene la Buena Nueva según Matiyahu muy completa en hebreo. Porque es claro que ellos aún la preservan, en el alefato hebreo, como fue escrita originalmente.
(Epifanio; Panarion 29)

 Sin embargo, mediante un proceso que involucró varios factores (el crecimiento; la evangelización y conversión de muchos gentiles; la expulsión de varias sinagogas del imperio) el movimiento de seguidores del mesías se convirtió, en la práctica, en una entidad separada del judaísmo ortodoxo no creyentes en el mesías, si bien podemos destacar que estos seguidores del mesías conocida como los sectarios nazarenois, no se llamaban cristianos, mas bien seguidores del mesías judío (yahudi), el nombre de cristiano tiene origen griego y practica del imperio romano.

CONSTANTINO EL GRANDE Y EL CRISTIANISMO

Flavio Valerio Aurelio Constantino2 (Naissus, 27 de febrero de c. 2721 – Nicomedia, Bitinia y Ponto, 22 de mayo de 337) fue Emperador de los romanos desde su proclamación por sus tropas el 25 de julio de 306, y gobernó un Imperio romano en constante crecimiento hasta su muerte. Se le conoce también como Constantino I, Constantino el Grande o, en la Iglesia ortodoxa, las Iglesias ortodoxas orientales y la Iglesia católica bizantina griega, como san Constantino.
Legalizador de la religión cristiana por el Edicto de Milán en 313, Constantino es conocido también por haber refundado la ciudad de Bizancio (actual Estambul, en Turquía), llamándola «Nueva Roma» o Constantinopla (Constantini-polis; la ciudad de Constantino). Convocó el Primer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad al cristianismo en el Imperio romano por primera vez. Se considera que esto fue esencial para la expansión de esta religión, y los historiadores, desde Lactancio y Eusebio de Cesarea hasta nuestros días, le presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado.
Su relación con el cristianismo fue difícil, ya que fue educado en la adoración del Dios Sol (Sol Invictus), cuyo símbolo portaba y cuyo culto estaba asociado oficialmente al del emperador, tambien se cuenta que al legitimizar el cristianismo susplanto los dioses del mitraismo para el crIstianismo

Por otra parte, Constantino retendría el título de pontifex maximus hasta su muerte, un título que los emperadores romanos llevaban como cabezas visibles del sacerdocio pagano. Según los escritores cristianos, Constantino se declararía finalmente, a sí mismo, cristiano cuando tenía más de cuarenta años, escribiendo a los cristianos para dejarles claro que creía que debía su éxito a la protección del Dios cristiano.
Constantino tampoco patrocinaría únicamente al cristianismo. Después de obtener la victoria en la batalla del Puente Milvio (312), mandó erigir un arco triunfal, el Arco de Constantino, construido en el 315 para celebrarlo. El arco que está decorado con imágenes de la Victoria con trofeos y sacrificios a dioses como Apolo, Diana, y Hércules.

En el 321, Constantino dio instrucciones para que los cristianos y los no cristianos debieran estar unidos en la observación del «venerable día del sol», que hacía referencia a la esotérica adoración oriental al sol, que Aureliano había ayudado a introducir. Las monedas todavía llevarían los símbolos de culto al sol (Sol Invictus) hasta el 324. Incluso después de que los dioses paganos hubiesen desaparecido de las monedas, los símbolos cristianos aparecían sólo como atributos personales de Constantino: Ji y Ro entre sus manos o en su lábaro, pero nunca en la propia moneda.8 Incluso cuando Constantino dedicó la nueva capital de Constantinopla, que se convertiría en la sede de la cristiandad bizantina durante un milenio, lo hizo usando la diadema de rayos de sol de Apolo.
Constantino, siguiendo una extendida costumbre, no fue bautizado hasta cerca de su muerte en 337, cuando su elección recayó sobre el obispo arriano Eusebio de Nicomedia, quien a pesar de ser aliado de Arrio, aún era el obispo de la región. Eusebio era también amigo íntimo de la hermana de Constantino, lo que probablemente asegurara su vuelta desde el exilio.

Como resultado de todo esto, las controversias de la Iglesia, que habían existido entre los cristianos desde mediados del siglo II, eran ahora aventadas en público, y frecuentemente de una forma violenta. Constantino consideraba que era su deber como emperador, designado por Dios para ello, calmar los desórdenes religiosos, y por ello convocó el Primer Concilio de Nicea (20 de mayo al 25 de julio de 325) para terminar con algunos de los problemas doctrinales que infectaban la Iglesia de los primeros siglos, especialmente el arrianismo.
Durante las discusiones de carácter teológico en el consejo de Nicea, por el análisis de las cartas escritas por Constantino, se evidencia una gran carencia de formación teológica, y los estudiosos descartan la posibilidad de que él pudiese haber influido en la doctrina de la Iglesia debido justamente a este desconocimiento en teología. Muchos se preguntan por qué el papa Silvestre I no asistió a dicho concilio, siendo el más indicado para presidirlo.9 Por esto algunos creen que Constantino establecía una nueva religión, transfiriendo a ésta ornamentos paganos que les eran propios a los gentiles, adoptados y santificados por la Iglesia, que no afectaban ni alteraban la doctrina y enseñanzas cristianas de la Iglesia.

De todos modos, él inauguró el concilio vestido imponentemente, dio un discurso inicial ataviado con telas y accesorios de oro, para demostrar justamente el poderío del Imperio por un lado, y el apoyo e interés al concilio desde el estado, por el otro. El estado proveyó de comida y alojamiento, e incluso de transporte, a los obispos que convergieron a Nicea para el concilio. Por otro lado, si bien habían existido concilios antes que el de Nicea, éste fue el primer concilio ecuménico (universal), con la participación de alrededor de 300 obispos (la mayoría de habla griega), lo cual representó una minoría ya que en todo el territorio del Imperio había cerca de 1000 obispos.11 La importancia del mismo reside en la formulación del Credo Niceno (redactado en griego, no en latín) que esencialmente permanece inalterado en su mensaje 1700 años después, y en establecer la idea de la relación estado-iglesia que permitiría la expansión del cristianismo con una vitalidad inédita.



La persecución a los paganos
En el año 314, inmediatamente después de su plena legalización, la Iglesia cristiana ataca a los paganos: en el Concilio de Ancyra, se denuncia el culto a la diosa Artemisa. En 326 Constantino ordenó la destrucción de todas las imágenes de los dioses y la confiscación de los bienes de los templos. Ya en 319 había prohibido la construcción de nuevas estatuas de los dioses y que se rindiera culto a las existentes. Muchos templos paganos fueron destruidos por las hordas cristianas y sus sacerdotes fueron asesinados. Entre el año 315 y el siglo VI miles de creyentes paganos fueron asesinados.13 Entre 316 y 326 se proclaman una serie de disposiciones que favorecen al cristianismo frente a la religión tradicional (prohibición de las haruspicia, la magia y los sacrificios privados, exención fiscal a los clérigos cristianos, se otorga jurisdicción a los obispos...), aunque el cristianismo no se convierte en la religión oficial del Imperio romano hasta el Edicto de Tesalónica de 380.14 En Dydima, Asia Menor, es saqueado el oráculo del dios Apolo y torturados hasta su muerte sus sacerdotes paganos. También son desahuciados todos los paganos del monte Athos y destruidos todos los templos paganos de ese lugar.
En el año 326, el emperador Constantino, siguiendo las instrucciones de su madre Helena, destruye el templo del dios Asclepio en Aigeai de Cilicia y otros muchos templos más de la diosa Afrodita...: en Jerusalén, en Afka en el Líbano, en Mambre, Fenicia, Baalbek, etc.
En el año 330 el emperador Constantino roba todos los tesoros y las estatuas de los templos paganos de Grecia, para llevárselos y decorar su Nova Roma (Constantinopla), su nueva capital del Imperio romano.

algunas leyes de Constantino que hoy sigue el cristianismo

La pascua podía celebrarse públicamente. El Concilio de Nicea estableció, en el año 325, la regla según la cual la Pascua se celebraría el primer domingo tras la luna llena que sigue al equinoccio de primavera del hemisferio norte;15 mientras que los judíos, la celebran según la Tanaj,16 el día 14-15 del primer mes (avib)
El domingo fue declarado día de reposo el 7 de marzo del 321, por primera vez en la historia,17 en el cual los mercados permanecerían cerrados, así como las oficinas públicas y talleres, excepto para el propósito de la liberación de esclavos. Se permitía, si era necesario, en las granjas. Este era el venerable día del sol.

Constantinopla

Esta batalla representó el final de la vieja Roma y el inicio del Imperio Oriental como centro del saber, de la prosperidad y de la preservación de la cultura. Constantino reconstruyó la ciudad de Bizancio, cuyo nombre procedía de los colonos que la fundaron en el 667 a. C. precedentes de la polis griega de Megara bajo el mando de Byzas. Constantino renombró la ciudad, poniéndole el nombre de «Nueva Roma» (Nova Roma), otorgando a ésta un senado y oficiales civiles de forma similar a la antigua Roma, y bajo la protección de la supuesta Vera Cruz, la vara de Moisés y otras reliquias sagradas. Las imágenes de los viejos dioses fueron reemplazadas o asimiladas con la nueva simbología cristiana. sobre el lugar donde se levantaba el templo de Afrodita se construyó la nueva Basílica de los Apóstoles. Varias generaciones más tarde se difundió una historia sobre la visión divina que llevó a Constantino a reconstruir la ciudad, según la cual un ángel que nadie más podía ver le condujo en un circuito a través de los nuevos muros. Tras su muerte, la ciudad volvió a cambiar su nombre por el de Constantinopla, «la Ciudad de Constantino», y se convirtió de forma gradual en la capital del Imperio (MacMullen 1969).
Constantino pasaría también a la historia por las leyes que convirtieron los oficios de carnicero y panadero en hereditarios, y más importante aún, por convertir a los colonos de las granjas en siervos, sentando las bases de la sociedad feudal europea de la Edad Media.

La influencia del mitraismo en el cristianismo se debió gracias a la Iglesia Católica, la cual cristianizó muchos símbolos de esta religión paganas para difundir el mensaje cristiano, aunque cabe destacar que también han paganizado con los dioses egipcios tenemos el caso de el ave fenix que representa al espíritu santo la paloma que supuestamente bajo cuando el Mesías fue sumergido con el ruah ha kodesh (espíritu santo), pero no es la paloma que demuestra el cristianismo, sino la del ave fenix egipcia

Si bien el cristianismo se considera fuera de la iglesia católica romana, por parte del protestantismo desde Martin Lutero, recordemos que aun siguen adoptando sus creencias paganas ejemplo la cruz, que viene desde tiempos babilonicos



El ave fénix, como paloma según es el espíritu santo,

 El pez en las iglesias cristinas, en representacion  ajesuscristo, no es mas que un invento pagano.

El día domingo como día del sol, mal llamado del señor, pascua un día domingo que nada tiene que ver con el pesajk judío, mas bien con la veneracion del dios sol por parte del imperio romano, navidad, el 25 de diciembre nacimiento del dios sol, la iglesia católica reconoce con san Pablo segundo, que no es el día que nació el mesías,




Por sobre todo los engaños, el nombre del mesías Jesús, que no es mas que un nombre griego al que pasaron como Jesús en español, y nada tiene que ver, con el nombre hebreo del mesías judío (yahudi) yahoshea. YAHUEH ES SALVACIÓN, NI JEHOVÁ, ya que la iglesia católica fue su inventora de ese nombre junto a los ortodoxos masoréticos como YEHOVAH. Que extrajeron de las 4 letras YHWH, que significa YAHWEH

Muestra de una biblia catolica de 1964 donde se reconoce que el nombre del creaor es YAHWEH,   La Iglesia Católica mando a sacar el nombre que usaban como yave, de las escrituras con el papado de Benedicto XVI, quedando así solo Dios y señor.




No hay comentarios: